ESPECTACULO CULTURAL 2009

ESPECTACULO CULTURAL 2009

Con la caída de las hojas de los árboles, descenso de las temperaturas y llegada de las primeras lluvias, el cielo de nuestra tierra adquiere una luz especial, se ha iniciado la estación del otoño con sus peculiares fiestas cíclicas.

Una de esas fiestas obligadas de otoño, es la que se celebra en la capital salmantina la víspera del tradicional día de difuntos, en la que “El Mariquelo” sube a la torre de la catedral en acción de gracias, por no producirse víctima alguna en el famoso terremoto de Lisboa de 1755.

Es una fiesta singular, su protagonista “El Mariquelo” es tamborilero popular, uno de aquellos músicos tradicionales de la provincia salmantina, que antaño eran la base y esencia de todas las fiestas por su condición de “hombres-orquesta”; quizás por ello esta celebración sea mitad mito, mitad tradición.

Conozco a Ángel Rufino de Haro desde hace bastantes años, mucho antes de convertirse en “El Mariquelo”. Se instruyó en el arte de la gaita y el tamboril en la Escuela de Tamborileros de la Diputación, que iniciara y dirigiera Pilar Magadán. antes de transformarse en Centro de Cultura Tradicional. En aquellos primeros años, un buen día otro tamborilero y amigo, Manuel Barrios Montes, llevó de la mano a la Escuela a un niño que quería ser tamborilero, porque entre otras cosas era vecino y le había dado la primera comunión el sacerdote, profesor y músico-folclorista salmantino D. Aníbal Sánchez Fraile. Aquel niño aprovechó con aplicación las lecciones de los viejos tamborileros, maestros tradicionales que todavía se conservaban en aquella época, con los años se convirtió en “El Mariquelo” y hoy todos los tamborileros admiramos y envidiamos sus sones y estilo de tocar.

Sólo pido un deseo; que “El Mariquelo” suba a la torre de la catedral con toda la salud del mundo durante un montón de años.

José Ramón Cid Cebrián.
Recopilador de la cultura de la tierra de Ciudad Rodrigo.

compartiendo las alegrías de las fiestas, del trabajo…
tradición del siglo XVIII cuando aconteció el terremoto de Lisboa…
manantiales puros de nuestro folklore…
creando temas para engrandecer las tradiciones…

Angel Rufino de Haro “El Mariquelo”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.